sábado, 23 de octubre de 2010

La calabaza: una hortaliza para todo el año

Diferentes tipos de calabazas

Seguro que a más de uno cuando oye hablar de la palabra calabaza la relaciona más con la frase “dar calabazas”, que con la hortaliza. Siempre que se acerca el mes de noviembre la oímos más. Su origen viene de América Central, fue cultivada durante siglos para aprovechar sus semillas. Con el tiempo se mejoró su cultivo y surgieron variedades con más pulpa y sabor más afrutado. Desde América Central, su cultivo se extendió hacia el norte y el sur del continente, y en el siglo XV los conquistadores españoles la introdujeron en Europa. Hoy en día la podemos encontrar en nuestros mercados en cualquier época del año.

La calabaza es el fruto de la calabacera y pertenece a la familia de las Cucurbitáceas. Esta familia consta de unas 850 especies de plantas, en su mayoría herbácea, trepadora o rastrera, que producen frutos grandes y protegidos por una corteza firme. Algunas frutas como la sandía y el melón, pertenecen a esta familia. Las variedades son las calabazas de verano y las de invierno. Las calabazas de verano suelen ser de piel clara, semillas blandas y se conservan poco tiempo. Las de invierno suelen ser más secas, fibrosas y dulces que las de verano. Su piel es más gruesa, lo que permite que se conserven durante más tiempo.

Información nutricional:
  • Potasio (entre 140 y 360 mg.)
  • Vitamina C.
  • Betacaroteno (entre 450 y los 2060 mg. de la variedad Vinatera)
  • Vitamina E y B1.
  • Calorías (entre 12 y 40 según la variedad)
  • Grasas (entre 0,1 y 0,4)
Recomendable para:
  • Estimular la función del páncreas, ayudando a regular los niveles de azúcar en la sangre.
  • Colaborar en la eliminación de mucosidades en los pulmones, bronquios y garganta.
  • Ayuda a fortalecer el sistema inmunitario por su riqueza en antioxidantes.
  • El zumo de calabaza es laxante y un buen desintoxicante del cuerpo.
  • Su elevado contenido en betacaroteno y alfacaroteno, disminuyen el riesgo frente al cáncer de próstata y enfermedades cardiacas.
No olvidemos la importancia que tiene en nuestra cocina, en puré, tartas, confituras, etc. Ah, recordad que el cabello de ángel también es elaborado con calabaza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics