martes, 19 de octubre de 2010

La sandía reduce la presión sanguínea

Sandía

Siempre nos alegra traer noticias que contribuyan a mejorar nuestra salud y si es por medio de las frutas o plantas mejor que mejor. Hoy toca una nueva investigación sobre la sandía. A los beneficios ya conocidos de la sandía (pocas calorías, alto contenido en fibra y nutrientes) hay que añadir su posible potencial contra las cifras de tensión normales/altas, precursora de enfermedades cardiovasculares. Los responsables del hallazgo han sido los científicos de la Universidad Estatal de Florida, en Estados Unidos, y se ha publicado en American Journal of Hypertension. En esta investigación pionera, los profesores Arturo Figueroa y Bahram H. Arjmandi hallaron que seis gramos del aminoácido L-citrulina/L-arginina extraídos de la sandía y administrados diariamente durante seis semanas provocaban una mejora de la función arterial y en consecuencia la reducción de la presión aórtica en todos los sujetos de la muestra -cuatro hombres y cinco mujeres postmenopáusicas de entre 51 y 57 años-. El resultado obtenido confirma el efecto vasodilatador de este alimento, y podría evitar que las cifras de tensión normales/altas derivaran en hipertensión, un factor mayor de riesgo de infartos y derrames cerebrales, asegura Figueroa. La sandía es la fuente natural comestible más rica de L-citrulina, relacionada con L-arginina, cuyo consumo como complemento dietético no es una opción para víctimas de la hipertensión debido a sus efectos secundarios, como náuseas o diarrea. La sandía, además de los beneficios vasculares aporta vitaminas A, B6 y C, potasio y licopeno, un potente antioxidante. Dadas las satisfactorias conclusiones del estudio Figueroa confía en continuar la investigación con un grupo más amplio de pacientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics