lunes, 8 de noviembre de 2010

La ortiga y sus propiedades medicinales

Ortigas

¿Quién no ha sido alguna vez rosado por una ortiga, sintiendo el mal estar que causa en nuestra piel?
La ortiga es una de las malas hierbas más conocidas popularmente. Sin embargo, muchos desconocen las propiedades que la ortiga tiene. Es una planta que ha sido usada desde tiempos medievales para múltiples aplicaciones medicinales. La ortiga pertenece a la familia de las urticacias y, de los diferentes tipos que la conforman, los más populares son la ortiga mayor (urtica dioica) y la ortiga menor (urtica urens). Originalmente crecía en el norte de Europa y en Asia, pero hoy día está presente en todo el mundo. Las ortigas son muy conocidas por los pelillos que cubren toda la planta y que tienen un claro efecto rubefaciente, es decir, que produce enrojecimiento al entrar en contacto con la piel. Esto es provocado porque los pelillos contienen ácido fórmico, resina e histamina. Además, sentiremos el picor producido por el ácido fórmico.

Propiedades medicinales:

Entre las propiedades medicinales de la ortiga destacamos que depura la sangre, es  diurético, deshace los cálculos del riñón y es un vasoconstrictor por lo cual es empleada para detener hemorragias nasales y menstruaciones abundantes. Igualmente, es propicia para combatir los dolores producidos por el reumatismo. También tiene cierta capacidad de disminuir la cantidad de azúcares en la sangre. Por ello, es recomendable su consumo para los diabéticos. En cuanto a su uso externo, es empleado para combatir la caspa, la caída del cabello y contra las enfermedades del cutis.

De ahora en adelante ya no debemos tenerle tanto miedo a esta planta, pero intentad de no tocarla directamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics