lunes, 10 de enero de 2011

Dombeya Burgessiae, planta de enero

Dombeya Burgessiae

Comenzamos con las pilas puestas después de estos días festivos y de afectarnos un poco los resfriados invernales. Arrancamos con una planta de este mes de enero.
La Dombeya Burgessiae se puede considerar un árbol pequeño o un arbusto grande, pudiendo alcanzar los 5 metros de altura. Es originaria del sur y este de África, donde vive en bosques abiertos o en los márgenes de los bosques perennes. Fue nombrada en honor a Joseph Dombey, botánico francés del siglo XVIII que recolectó plantas en Sudamérica, y el nombre de la especie, Burgessiae, se puso en honor a Miss Burgess de Birkenhead. Esta planta florece en invierno con abundantes cabezuelas de preciosas flores color rosa pálido. El fruto es una pequeña cápsula aterciopelada, cubierta de pelos rojizos. La hoja es ovada, con el ápice muy afilado, de unos 15 cm y con 3 o 5 lóbulos, de un verde oscuro, sobre todo en la parte superior y con una ligera pilosidad en ambas caras. La corteza es lisa pero con la edad llega a ser verrugosa, de color marrón rojizo; de ella se extrae una fibra muy resistente que es utilizada para hacer canastos y diversos objetos de tapicería. En su zona de origen también la disfruta el rinoceronte negro, que se come tanto sus hojas como su corteza.
La Dombeya Burgessiae es resistente al frío y a períodos de sequía, y se multiplica bien desde semillas. Es una especie perfecta para uso ornamental; debido a sus dimensiones no demasiado grandes, y es ideal para la ciudad y para jardines pequeños. En zonas amplias resulta muy vistosa sembrada en grupos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics