viernes, 28 de enero de 2011

Palmera datilera o Phoenix dactylifera

Palmera datilera

Aparte de la palmera canaria, de la que ya hemos realizado mención aquí, podemos encontrar otras especies de palmeras.
Phoenix datilífera, conocida también como Palmera datilera, Fénix, Datilera, Palma común, Palmera común, Támara. Es una  especie oriunda del norte de África y naturalizada en la mitad sur de la Península Ibérica. Está ampliamente cultivada en Arabia y hasta el Golfo Pérsico, donde conforma la característica vegetación de los oasis. Se cultiva también en Canarias, en el Mediterráneo septentrional y en la parte meridional de los Estados Unidos. El nombre del género lo toma del griego según algunos autores, por conocerlo este pueblo por primera vez en Fenicia (Phoenicia) y según otros, porque sus hojas podrían recordar las plumas del mitológico Ave Fénix (Phoenix). El término específico está compuesto por dactylus  (dátil del griego dactylos) y fero (yo porto, es decir portador de dátiles).
Posee hojas pinnadas de color más tenue que las de la palmera canaria, que forman un penacho menos denso. Con las hojas más jóvenes, encapuchadas durante un tiempo, se obtienen las palmas de Pascua. Sus flores son dioicas (separados los sexos en distinto árbol) blancas y olorosas. Florece en primavera. Su fruto, el dátil, es alargado, y suele medir de 2,5 a 8 cm. Al principio es de color amarillo o anaranjado y posteriormente castaño rojizo, con un solo hueso, muy duro y con un profundo surco longitudinal. Los frutos maduran en otoño, al año siguiente al de la floración. Empieza a fructificar hacia los 12 o 15 años de edad, y lo hace abundantemente hasta los 60-80 años. La palmera tiene una vida media de unos  250 a 300 años aproximadamente. Se utiliza mucho como planta ornamental. Sus frutos, los dátiles, son muy nutritivos y constituyen la base de la alimentación de muchas regiones del norte de África y suroeste de Asia, por lo que es uno de los vegetales más útiles del mundo. La savia de la palmera produce una bebida llamada Lagmi, muy apreciada por los habitantes de los oasis. Por mediación de la fermentación  se obtiene el vino de palma, el cual se produce mediante destilación del aguardiente llamado arrack. En la zona de Elche, sus hojas se aprovechan especialmente con destino al Domingo de Ramos. En la tradición cristiana, las hojas representan la paz y recuerdan la entrada de Jesús en Jerusalén. Estas hojas llamadas palmas, fueron en la Antigüedad un símbolo de la victoria. Pueden verse en grabados de medallas como indicación de la conquista de alguna ciudad.
Dátiles

Les aseguramos que si nunca habéis probados los dátiles, lo hagáis. Su sabor les dejará huella y además podemos utilizarlos para realizar alguna receta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics