lunes, 21 de febrero de 2011

La Berenjena y su valor nutritivo

Berenjenas

La berenjena pertenece a la familia de las Solanáceas, que incluye alrededor de 75 géneros y unas 2.300 especies de plantas productoras de alcaloides tóxicos. Son escasas las Solanáceas comestibles. Entre ellas se encuentran la berenjena.

La berenjena se considera nativa de la India por los innumerables documentos escritos que la ubican en este país y otros limítrofes. De hecho, el cultivo de esta hortaliza es antiquísimo en regiones de Oriente. Parece ser que su nombre procede del vocablo persa “badindjan”, que luego pasó al árabe.

Su introducción en Europa data de la Edad Media y, al parecer, se produjo desde España a través de los comerciantes árabes. Desde entonces, se extendió el cultivo de la berenjena con gran éxito en los países templados bañados por el Mediterráneo. Pese a ello, durante siglos, la berenjena fue estimada de forma exclusiva como adorno exótico porque existía la creencia de que su consumo provocaba enfermedades. En la actualidad, la berenjena se considera en muchas partes del mundo un alimento de pobres, lo que explica su baja popularidad en algunos países. Sin embargo, en regiones como China, India (los mayores países productores de berenjena del mundo), Japón y diversos países mediterráneos, la berenjena es muy popular y su cultivo y consumo están muy extendidos.

Se conocen tres subespecies del género Solanum: esculentum, a la que pertenecen la mayoría de variedades; insanum, con un número reducido de especies cultivadas y ovigerum, que sólo tiene interés ornamental.

Las especies salvajes de berenjena producen unos frutos amargos con espinas dorsales agudas.

La clasificación de la berenjena atiende a su forma (globosa, larga, delgada...), determinada por la variedad de que se trate.

Valor nutritivo:

Contiene una elevada cantidad de agua, mientras su porcentaje de hidratos de carbono, proteínas y grasas es muy bajo. Carece de fibra, excepto una pequeña cantidad en la piel y las semillas. El mineral mayoritario es el potasio, además de pequeñas cantidades de calcio, magnesio y fósforo.
Respecto al contenido vitamínico destaca su pequeña cantidad de vitamina C, provitamina A y folatos.

Propiedades:

-Diurética: esto se debe a que la berenjena aumenta la filtración glomerular en los riñones, haciendo que sea un alimento ideal para el caso de litiasis renal (como conocemos más comúnmente cálculos), para edemas (retención de líquidos), hipertensión y afecciones cardíacas.
-Tónico digestivo: la berenjena será encargada de estimular el vaciamiento y la producción de jugo pancreático, así también como la activación de la función biliar, favoreciendo suavemente el vaciamiento de la bilis.
-Laxante: esta propiedad se la debemos a las fibras naturales de la berenjena, especialmente la celulosa.
-Preventiva del cáncer: investigaciones recientes muestran que los frutos de las familias de las Solanaceas como la berenjena y también el tomate, son muy ricos en elementos fitoquímicos. Estas sustancias protegen contra la formación de canceres.


La podemos comer de diferentes formas: como verdura cocida, frita o rebozada en rodajas; o rellenas de carne, verduras, jamón, pescado, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics