jueves, 24 de febrero de 2011

Las Plantas resisten a la sequía

Dibujo de Arabidopsis

Se ha descubierto una mutación genética que permite que una planta resista mejor la sequía, sin perder biomasa. Este hallazgo podría reducir la cantidad de agua necesaria para cultivar vegetales útiles para la humanidad y ayudar así, a que éstos sobrevivan y prosperen en situaciones adversas.

Las plantas pueden controlar de modo natural la apertura y el cierre de los estomas, que son poros que absorben dióxido de carbono y liberan agua. Durante condiciones de sequía, una planta podría cerrar sus estomas para conservar el agua. Al hacer esto, sin embargo, la planta también reduce la cantidad de dióxido de carbono que puede adquirir, lo cual limita la fotosíntesis y el crecimiento.

Arabidopsis en campo

Mike Mickelbart, Mike Hasegawa y Chal Yul Yoo, de la Universidad Purdue, en Estados Unidos, han descubierto que cierta mutación genética en la planta Arabidopsis thaliana, una especie muy usada como modelo vegetal para investigaciones científicas, reduce la cantidad de estomas. No obstante, en lugar de limitar la captación de dióxido de carbono, el gen crea un equilibrio beneficioso. Esa menor cantidad de estomas permite atrapar la misma cantidad de dióxido de carbono y conservar mejor el agua a la vez. Esto demuestra que es posible reducir la transpiración sin comprometer el rendimiento. Los análisis muestran que la planta, la cual posee una forma mutante del gen GTL1, no sufre una reducción en su absorción de dióxido de carbono, mientras que en cambio sí experimenta una disminución de un 20 por ciento en la transpiración. La planta mutante tiene la misma biomasa que la versión natural de la Arabidopsis.

El hallazgo resulta importante porque crea la posibilidad de mejorar la tolerancia de los cultivos frente a la sequía sin reducir la biomasa o el rendimiento.


Fuente: Scitech News

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics