miércoles, 2 de marzo de 2011

Ciclamen, Planta de interior y exterior

Ciclamen con flores rosas

El ciclamen o Cyclamen persicum se conoce también como violeta de Persia y pertenece a la familia de las primuláceas. Es una  planta perenne de vistosas flores rosas, blancas o rojas que empieza a florecer en enero y a lo largo del invierno. Su nombre procede del griego Kyclos, que significa circular, y hace referencia al pedúnculo de las flores de algunas especies que se enrosca cuando grana. Se puede cultivar tanto en interior como en exterior.

El inconveniente que presentan estas plantas es su corta duración en el hogar, que se hace menor cuanto mayor es la temperatura del lugar de emplazamiento. Para mantener la floración durante algunos meses deben elegirse apropiadamente los ejemplares a comprar, preferiblemente en otoño, que deben mostrar abundantes yemas aún por abrir.

Ciclamen rojo

Se trata de una planta algo difícil de mantener por lo que es importante tener en cuenta algunos cuidados:

-No soporta bien las temperaturas elevadas, si se tiene en interior evitar exponerla a temperaturas por encima de los 20º C.
-Evitar la luz del sol directa, el ciclamen estará mejor en un lugar sombreado y fresco.
-La planta se puede cultivar también en jardines y exteriores siempre que las temperaturas no bajen excesivamente. Hasta 10º C como mínima sería lo aconsejable.
-Es muy conveniente utilizar algún tipo de abono o fertilizante una o dos veces al mes para que la planta no pierda su vigor.
-Se riega con frecuencia y abundantemente, pero evitando encharcar el terreno o maceta. En el jardín es conveniente ubicarla en una zona de sombra o de media sombra, evitando la incidencia directa de los rayos solares.


Se dice que no es una planta para regalar, pues demuestra desconfianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics