miércoles, 9 de marzo de 2011

Flor y Leyenda de Chile, El Copihue

Copihue blanco

Su nombre científico es Lapageria rosea y pertenece a la familia de las filesiáceas.

Crece enredado en matorrales y árboles de las zonas húmedas en las cordilleras de la Costa y de los Andes, entre Valparaíso y Osorno, especialmente entre Concepción y Temuco.

Las raíces nacen de un pequeño tubérculo, sus tallos son leñosos y duros de color marrón claro. Sus flores de 5 a 10 cm de largo están formadas por seis pétalos y son de color rojo, rosado o blanco. Su floración es entre marzo y mayo. Un ejemplar puede tardar más de diez años en florecer.

Copihue rojo

El copihue está en peligro de extinción y, por lo tanto, está protegida por ley. Sólo se pueden comerciar las flores, no las ramas ni sus raíces. Se cultivan numerosas variedades híbridas de gran belleza.

El Copihue fue declarado la Flor Nacional el 20 de septiembre de 1984.

Usos:

-Se utiliza en jardinería.
-Los tallos son utilizados en cestería y otras artesanías.
-Las raíces se utilizan en medicina popular contra enfermedades venéreas y reumatismo.
-Sus frutos son comestibles y tienen un sabor dulce.

Leyenda:

Según la leyenda, hace muchos años, en los bosques del sur de Chile vivía una hermosa niña Mapuche llamada Rayén. Había sido prometida en matrimonio por sus padres con un niño llamado Maitú, y habían crecido y se amaban. Maitú, era el guerrero más valiente de la tribu. Un día de primavera, partió con los hombres del pueblo a luchar en una batalla a orillas del río Toltén. La joven Rayén estaba muy triste.

Cada vez que Maitú se iba a la guerra, Rayén subía al árbol más alto del bosque. Desde allí podía observar el polvo que levantaban los guerreros en el combate, y cuando regresaban, salía al encuentro de Maitú. Pero aquella tarde no le vio regresar.

Rayén desconsolada llora de pena en el bosque y sus lágrimas según la leyenda se convirtieron en flores de sangre. Las flores sabedoras que debían su existencia al dolor de Rayén, se dispusieron como una alfombra, y volando se la llevaron por los cielos al encuentro de Maitú. Y es así que desde entonces en Chile existen los Copihues.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics