miércoles, 27 de abril de 2011

Eliminar las Hormigas del Jardín

Hormigas en hoja

Las hormigas no son  peligrosas para las personas, pero si producen serios daños en las plantas. Colaboran con la reproducción de los pulgones. A las hormigas les gusta recolectar la melaza que excretan los pulgones. Por eso los cuidan, los llevan a los brotes y los protegen.

Tipos de Hormigas:

Básicamente cualquier tipo de hormiga crea una plaga que ataca nuestro jardín y se nos lleva parte de nuestro alimento. Los tipos más comunes que se encuentran en el hogar son dos: Hormigas Podadoras y Hormigas Melíferas.

-Hormigas Podadoras:

Científicamente Atta y Acromyrmex. El mayor riesgo que presenta radica en su capacidad de destrucción de plantas ornamentales, árboles y cultivos. Este insecto no se alimenta de las hojas que transportan, sino de un hongo que cultivan sobre el material vegetal que trituran dentro del hormiguero.
Tienen espinas en la parte dorsal y mandíbulas extremadamente grandes. En los jardines la especie más común es la Hormiga Negra.

-Hormigas Melíferas:

Científicamente Camponutus, Iridomyrmex y Solenopsis sp. Con mucha frecuencia estas hormigas aparecen en áreas urbanas (casas, hospitales, fábricas de alimentos y hoteles). Su alimentación es variada pero en ciertas épocas del año prefieren las sustancias azucaradas. Dentro de esta especie se diferencian dos grupos.

-Hormiga Carpintera o Arará: Mide aproximadamente 1 cm de largo, de color negro y abdomen grisáceo. Su entrada a las viviendas es a través de cables, enredaderas, ramas y cavan galerías para anidar en vigas o tirantes de madera.

-Hormiga Roja y Hormiga Argentina: Son especies de tamaño muy pequeño de 2 a 4 mm.,  de color rojizo o negruzco.

Frecuentan las cocinas e invaden alimentos dulces como galletas o azúcares. Por lo general anidan dentro de las estructuras edilicias y salen en búsqueda de alimentos y agua a través de grietas, cajas de luz y marcos de puertas y ventanas.

Combatirlas con remedios caseros:

- Espolvorear la superficie del hormiguero con cenizas de madera.
- Esparcir arroz partido sobre toda la superficie del hormiguero.
- Colocar varios dientes de ajo dentro de una olla con agua y dejar reposar un día entero. Llevar a fuego lento y cocinar durante unos 15 minutos aproximadamente. Dejar enfriar y aplicar donde veamos que hay hormigas.
- Colocar medio limón partido en la cercanía de la base de aquellas plantas que más deseemos proteger. Es una medida ecológica y eficaz.
- Esparcir un poco de canela a lo largo de los senderos que forman en el jardín y ellas se desviarán de inmediato. No las mata, sólo las ahuyenta de modo que este truco es eficaz para que no entren al interior del hogar,  o para que no se acerquen a determinada planta.
- Sembrar menta alrededor de la casa para evitar la proliferación de hormigas.
- Poner algodón o lana alrededor del tallo o tronco, una medida sencilla y eficaz para que las hormigas no trepen a los árboles.

Esperamos que ahora tengáis menos hormigas en el jardín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics