domingo, 10 de abril de 2011

Planeta salvado por una Niña

Salvar el Planeta

Esto érase, que se era
una niñita cualquiera
que soñaba despierta
con salvar el planeta.
Era una niña muy lista,
además de una artista,
con cuerdas, latas, chinchetas
hacía bellas marionetas.
Los cartones y cajas usaba
para hacer casas de hadas
que con arte pintaba
y con macarrones decoraba.
El agua no malgastaba,
pues sabía se necesitaba,
que las plantas morían
si agua no bebían.
Las luces pronto apagaba,
pues además le molestaba
que la gente malgastara
mientras otros no tenían nada.
A su madre regañaba
si veía que con laca se peinaba
pues el aire enrarecía
y la atmósfera hería.
Todo quería reciclar
y a la gente enseñar,
mas como era pequeña
no le querían escuchar.
Así que una cosa decidió,
y es que iba a estudiar
para maestra poder ser
y enseñar a la tierra querer.
Mientras, haría una cometa
con una cola violeta
donde pondría papelitos
con muchos consejitos.
En cada ciudad uno caería,
 algún niño lo leería
y entonces aprendería
a ser mejor cada día.
Si no, terremotos y sequía
los veremos enseguida
pues la Tierra se queja
de que ya se siente vieja.
Que nos hemos descuidado
y la hemos maltratado,
mientras ella nos recordaba
que vida y belleza albergaba.
Por ello se siente morir
y nos quiere advertir
que, de no curar su herida,
la perderemos en su agonía.
Y colorín, colorado
el planeta aún no se ha salvado
pero aún está en tu mano
el tenerlo limpio y sano.



M.S.V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics