martes, 14 de junio de 2011

Ciprés del Sáhara en Madrid


El Real Jardín Botánico de Madrid cuenta desde el jueves pasado con un ejemplar de una de las especies arbóreas más amenazadas del planeta, un descendiente de los últimos que quedan en el mundo, el ciprés del Sáhara, que tienen más de 2.000 años de antigüedad.

El árbol, que se encuentra en peligro de extinción, es originario del altiplano de Tassili n’Ajjer, en Argelia, y su edad milenaria hace que se relacione con los bosques anteriores a la llegada del desierto, informa en un comunicado la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente como colaboradora del evento.

Esta especie forma parte hoy de una población arbórea única y aislada, dentro de un entorno declarado Parque Natural y Cultural, Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera.

El ejemplar ha sido donado por el Instituto de Protección de las Plantas (IPP) de Florencia y, en su plantación, han participado la directora general de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, Odile Rodríguez de la Fuente, y el director del Departamento de Árboles singulares de la Diputación de Valencia, Bernabé Moya.

Larga vida al ciprés del Sáhara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics