miércoles, 20 de julio de 2011

Árboles Artificiales, Singapur


En ciudades en que el calor hace estragos, se las ingenian para poder tener una buena sombra y poder disfrutar de excelentes días de verano.

Ejemplo de ello es en Singapur, donde se ha creado un bosque con árboles artificiales.

Este proyecto a gran escala, genera un espacio verde, un bosque artificial, que se eleva a 50 metros de altura y se construye en base de hormigón, varas de acero y alambre.


Actualmente se encuentra en desarrollo esta propuesta urbana, concretamente en Marina Bay, al sur de Singapur.

La idea es que estos súper-árboles se vayan haciendo más frondosos con el tiempo, cuando empiecen a crecerle sus “ramas”. El bosque que se conforma se emplaza sobre un gran espacio público verde, parte de un ambicioso proyecto a nivel de país, que quiere ser la capital botánica del mundo.


Una vez finalizada, la instalación se potenciará con exposiciones y muestras de vegetación de todo el mundo, y el parque también se convertirá en sede del Singapore Garden Festival.

Jardines colgantes y colectores de agua de lluvia se irán agregando a las estructuras, además de una pasarela de 22 metros de alto, donde los visitantes podrán disfrutar de una vista total del paisaje.

La idea es crear un anillo continuo de vegetación, a través de tres grandes parques que envuelvan la zona de la Marina, lugar donde se emplazan el emblemático hotel Marina Bay Sand, con su piscina de natación suspendida en su cubierta.


Se tiene pensado además incorporar paneles solares a siete de los árboles y, la energía generada, se utilizará para iluminar el parque bajo el bosque creado por el hombre.


Espectacular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics