martes, 19 de julio de 2011

Bonsái y el Arte


El Bonsái es un árbol miniaturizado, cultivado según los preceptos de la antigua práctica homónima, de origen oriental.

El término bonsái es de derivación china y significa literalmente “pequeño árbol en maceta de bordes bajos”.  

La técnica de cultivo consiste en hacer crecer el árbol en poca tierra, dentro de una maceta poco profunda, y someter las ramas y las raíces a una poda frecuente, para limitar su crecimiento en altura y permitir su robustecimiento, conservando también las proporciones justas.


Los bonsáis pueden vivir centenares de años; a algunos ejemplares vivos se les atribuye una edad de 500 años.

Aunque la palabra ‘Bonsái’ viene del japonés, alrededor del año 1000 a.c. fueron los chinos los que empezaron con pun-sai: la ejecución de técnicas para cultivar árboles en tiestos. Inicialmente, sobre todo la élite llevó a cabo esta forma de arte y se distribuyeron los árboles como regalos en China. Durante el periodo de Kamakura, cuando Japón adoptó muchas características culturales de China, el Bonsái también fue introducido en Japón, donde continuó desarrollándose esta forma de arte, convirtiéndose en lo que hoy en día entendemos por Bonsái.


La abundancia de estilos en los que se pueden formar el Bonsái, las particulares herramientas y las materias químicas se han desarrollado principalmente en Japón.


No fue hasta hacia 1900 que se empezó a introducir el Bonsái fuera de Asia.


Todavía hoy en Japón los bonsáis pasan de una generación a otra y son venerados como un símbolo de los antepasados y de la continuidad familiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics