jueves, 28 de julio de 2011

Historia de un Cedro Azul, Muerte


¿Recordáis nuestro post titulado Historia de un Cedro Azul? Hoy les haremos un resumen de cómo va su vida. La verdad que su futuro es incierto y no muy prometedor.

¿Es justo cargarnos árboles a cambio de construir pisos que nunca se habitaran, o, hacer un macro parking en un pueblo que se sabe que prácticamente no aparcará nadie?

El cedro azul fue trasladado de la plaza en el paseo del Ter, donde ha tomado un aspecto muy desmejorado.

El emblemático cedro azul que hace nueve meses se trasladó de la plaza de Manlleu en el paseo del Ter tiene un aspecto cada vez peor.

Sin embargo, el Ayuntamiento quiere esperar a certificar si está muerto o no. "Los técnicos nos dicen que debemos dejar pasar el verano", explica el alcalde, Pere Prat, a pesar de ser consciente de que el aspecto que tiene no invita al optimismo. "Hicimos un esfuerzo para salvarlo y nos gustaría que viviera...", apunta con cierta resignación.

Este cedro, que pesaba 12 toneladas, hacía 16 metros de alto y 14 de ancho, tenía que desaparecer con las obras de la plaza, donde estaba plantado desde 1968.

Al final, sin embargo, ante las peticiones vecinales y la rebaja del presupuesto que les pedían en 2008 para trasladarlo, el consistorio decidió realizar el cambio al lado del río Ter.

¿Creéis viendo la imagen de hoy en día del emblemático árbol que se lo merecía?

Lo tenemos claro, nos costará aparcar en ese parking por respeto al cedro azul.

1 comentario:

  1. Pobre arbol! yo esta claro que no aparcaré! :) me encanta la historia!

    ResponderEliminar

Real Time Web Analytics