miércoles, 13 de julio de 2011

La Luna en la Agricultura, Horticultura y Jardinería


Las fases lunares son parte de nuestra vida y nuestro entorno. Sabemos que incluso influyen en nosotros mismos (estado de ánimo, en el pelo, etc.), sin olvidarnos de las mareas de los océanos.

Haremos un breve repaso de como también si nos fijamos un poco en el cielo nos puede servir para tomar decisiones a la hora de preparar nuestro huerto, sembrar, plantar, podar, etc.

- Los trabajos del campo, tales como labrar, plantar, trasplantar, abonar, etc., suelen ser más efectivos si los realizamos en luna descendente. Cuando necesitemos remover la tierra del tipo arenoso ya sea con aradas, fresadora o cultivadores, será preferible hacer coincidir la luna descendente con la luna creciente. Por otro lado si la tierra es del tipo arcilloso será preferible hacer coincidir la luna descendente con la luna menguante.

- Si la labor que deseamos realizar es la de limpieza de hierbas competentes, lo haremos mejor a partir de la luna llena, es decir cuando la luna empiece a menguar, preferiblemente a partir de la media luna menguante. Así mismo, si se desea labrar y evitar la germinación de hierbas silvestres, será preferible realizar tal labor en las noches sin luna, ya que la luz desencadena el proceso de germinación.

- Para evitar que nazcan enredaderas y cardos debemos trabajar la tierra cuando está seca. Para desbrozar espinos, zarzas y otras plantas invasoras realizarlo mejor en luna menguante aproximándose a luna nueva.

- Para sembrar y plantar, además de las lunas apropiadas, debemos tener en cuenta que es preferible sembrar por la mañana y plantar por la tarde. Para que entendamos bien los conceptos de sembrar y plantar diremos que por ejemplo las patatas, rabanitos, zanahorias, trigo, cebada, etc., se siembran mientras que los árboles frutales, los planteles diversos, etc. se plantan.

- Para escardar en tiempo húmedo la tierra a mano con azada es mejor realizarlo  en luna menguante y por la mañana.

- Para escardar en tiempo seco la tierra a mano con azada realizarlo  en luna creciente y por la tarde.

- Cuando deseemos abonar la tierra lo haremos preferiblemente en luna creciente y, a ser posible, en luna descendente y en signo de tierra, evitando signos de fuego. Si añadimos algas y fosfatos naturales, lo haremos así mismo en luna creciente. Si añadimos estiércol de vaca lo haremos en luna menguante.

- Las estacas las cortaremos preferiblemente en luna nueva para que nos duren más clavándolas en la tierra, quemando previamente la punta.


-Para las fresas es mejor trasplantarlas en luna menguante.

-Las patatas deben desgrillarse en luna menguante.

- Las lechugas sembrarlas en luna menguante con el fin de que no nos espiguen de forma rápida y en otoño las podemos sembrar en luna creciente.

- Los champiñones salen algunos días después de luna nueva y es en luna creciente cuando hay más cosecha.

- El césped lo cortaremos mejor en luna menguante si deseamos que no crezca muy rápido y en luna creciente si deseamos lo contrario.

- Los bulbos de flores es preferible plantarlos cuando la luna está en la constelación de Libra.

- Cuando realicemos maceraciones o preparados de plantas, lo haremos siempre en recipientes de madera o barro, pero nunca metálico y en luna creciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics