miércoles, 21 de septiembre de 2011

El Pino de la Virgen de El Paso, La Palma


Siempre tenemos nuestro hueco para historias increíbles relacionadas con nuestros árboles.

Hoy queremos compartir con vosotros el sufrimiento de El Pino de la Virgen de El Paso (La Palma).

Este ejemplar de pino está catalogado como uno de los más viejos de Canarias. Nació en torno al año 1400, tiene una altura de 32 metros y una cobertura de copa, cuando estaba en pleno vigor, de 300 metros cuadrados.

Pero hoy le damos nuestro apoyo porque está deprimido y estresado. Su copa, follaje y ramas están perdiendo color y volumen.

El inexorable paso del tiempo y las inapropiadas y sucesivas intervenciones humanas en su entorno, están debilitando de manera preocupante al colosal Pino de la Virgen, que tiene a sus espaldas más de 600 años de antigüedad. El saneamiento y la cirugía arbórea recomendada por los expertos sí les fueron aplicadas en su momento, pero las condiciones de habilitación de este árbol de incuestionable valor histórico y científico, parece ser no son adecuadas. Las distintas obras que se han realizado en la plaza donde se ubica, y que afectan a sus longevas raíces, no le permiten oxigenarse. En consecuencia, languidece y pierde vigor.


Según cuenta la leyenda, los hombres del conquistador Alonso Fernández de Lugo, encontraron en su tronco la imagen de una virgen. Este milagroso hallazgo convirtió al gran pino en un punto de peregrinación.

Cada primer domingo de septiembre, en las inmediaciones del pino y de la ermita existente en el lugar, se celebra la fiesta de la Virgen del Pino. Pero solo cada tres años, la venerada imagen baja en romería desde el monte hasta la ciudad.

La conservación de estos auténticos monumentos naturales debe ser por lo tanto una prioridad para tod@s. Porque a pesar de ser tan antiguos como una catedral y tan bellos como un paisaje, son tan delicados como una flor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics