jueves, 10 de noviembre de 2011

Calefacción, Ahorro


Comienza el tiempo invernal aunque estamos en otoño. En muchas casas ya se comienzan a poner en funcionamiento las calefacciones. Dejaremos algunas recomendaciones para que nuestros bolsillos no se resientan tanto.

-Calefacción:

-No abrir las ventanas con la calefacción encendida.
-Para ventilar la casa son suficientes 10 ó 15 minutos.
-No tapar las fuentes de calor con cortinas, muebles o elementos similares.
-Instalar un termostato en la calefacción y regularlo a una temperatura de no más de 21º C en invierno, por cada grado adicional gastaremos aproximadamente un 7% más de energía.
-Revisar periódicamente el estado de la caldera, aumentaremos su eficiencia y su duración.
- Purgar los radiadores. Para que el radiador funcione correctamente y extienda su calor por toda la casa, es necesario purgarlo al menos una vez al año, normalmente al inicio de la temporada de invierno. Para ello hay que abrir una pequeña válvula de la que saldrá aire hasta que comience sólo a salir agua, entonces habremos terminado la purga.
-Cerrar los radiadores que no precisemos y apagar completamente la calefacción si la casa va a estar desocupada.



-Color de la llama:

-Una de las medidas más fáciles de constatar es el estado de la llama de la caldera, la que puede indicar el buen o mal funcionamiento de la misma.
-Si la llama está azul y estable indica que la combustión se realiza de buena manera.
-En caso que se perciba olor a gas, no se debe encender ningún interruptor, aparato eléctrico y mucho menos cerillas. Lo que se debe hacer en este caso es abrir las puertas y ventanas, cerrar las llaves del gas y llamar a una compañía autorizada para que revise y repare la instalación.
-Si el sistema de calefacción es eléctrico, evitar manipularlo con manos o pies húmedos. Nunca hacerlo si estamos descalzos, sobre todo en el baño.


-Aislamiento:

-A la hora de realizar reformas en la vivienda, no dudar en colocar un aislamiento térmico en los cerramientos exteriores.
-Instalar doble acristalamiento en lugar de doble ventana, ya que aunque es más costoso, también se producirá un ahorro mayor.

Y recordad, un uso responsable de los sistemas de calefacción puede representar un importante porcentaje en la reducción del gasto en la factura del gas o de la luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics