martes, 15 de mayo de 2012

Alergias, Árboles y Plantas




Hoy hablaremos de la temida primavera para l@s que somos alérgic@s.

En primavera se producen más reacciones alérgicas debido a que muchas plantas producen polen que es esparcido a la atmósfera. En los países desarrollados se estima que un 15% de la población sufre este tipo de alergia. El polen es reconocido por el cuerpo como una sustancia enemiga a la que hay que destruir, al igual que hace con las bacterias o los virus.

En 1966 se descubrió que la responsable de la reacción del sistema inmunológico ante el polen era la inmunoglobulina E. Hasta ese momento, sólo se conocía la existencia de otros tipos de inmunoglobulinas, la G, M, A y D.
Gracias a este descubrimiento se identificó lo que le sucedía a estos pacientes cuando entraban en contacto con el polen. Se detectó en ellos altas concentraciones de anticuerpos IgE (inmunoglobulinas E) dirigidos contra las glicoproteínas que se encuentran en el interior de los granos del polen.

Las inmunoglobulinas E se unen a las glicoproteínas del polen y liberan unas sustancias, la histamina es una de ellas, que producen las reacciones en el organismo que dan lugar a los síntomas que caracterizan la alergia.

Las plantas que suelen producir alergia son las que se polinizan por el aire. En España, los responsables del mayor número de alergias por polinización son los árboles como el roble, el olmo, el plátano o el olivo y, en verano, hierbas como la grama dulce (gramíneas) o malezas como el cardo.

La alergia al polen produce rinitis estacional. Los síntomas varían de un paciente a otro aunque, por lo general, se caracterizan por picores e irritación de ojos, nariz, paladar y faringe. Algunas personas padecen síntomas más graves: cefaleas, irritabilidad, depresión, insomnio, estornudos, lagrimeo y dificultad para respirar.


Cuando estos síntomas aparecen repetidamente cada año con el comienzo de la primavera, lo más probable es que se padezca esta enfermedad. En ese caso se debe acudir al médico para que realice un diagnóstico definitivo.


Precauciones:

-Mantener las ventanas cerradas por la noche y/o utilizar aire acondicionado con filtros.

-Disminuir las actividades al aire libre durante las 5-10 de la mañana y de 7-10 de la noche, períodos de tiempo en que la cantidad de polen es mayor en la atmósfera.

-Antes de dormir pulverizar con agua la habitación (así los pólenes caen al suelo).

-Mantener cerradas las ventanillas cuando se vaya en coche. Instalar filtros en el sistema de aire acondicionado del coche y cambiarlos con frecuencia.

-En los días en que la concentración de pólenes sea mayor, permanecer el mayor tiempo posible en casa. Evitar salir en los días de viento.

-Elegir una zona libre de pólenes para las vacaciones y tomárselas cuando sea el período álgido de la polinización.

-No secar la ropa en el exterior en esos días.

-Usar gafas de sol al salir a la calle.

-Evitar tumbarse en
el césped.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics