sábado, 14 de julio de 2012

La Crisis en Cuento



Había una vez, una comunidad de gusanos que vivían bajo tierra. El mayor deseo de cualquier gusano era poder salir a la superficie y ver la luz. El rey de los gusanos era el encargado de llegar a la superficie y que todos pudieran ver la luz.

El rey de los gusanos daba un discurso cada mes, en el que contaba las novedades del reino. Pero siempre les decía lo mismo a sus súbditos: -Queridos gusanos, este es un año malo, seguimos bajo tierra y este año tampoco veremos la luz…, decía mientras estaba sentado en su trono sin moverse.


Los gusanos después de oír el discurso del rey gusano, se iban al bar a comentar sus penas, y a hablar de esta tremenda crisis que están pasando. De lo que no se daban cuenta los gusanos es que llevaban metidos en esa crisis desde que nacieron, ya que nunca se habían propuesto de verdad salir al exterior y ver la luz.

Pero uno de los gusanos, llamado Ter, pensó por sí mismo y dijo: -Si el rey de los gusanos no es capaz de que salgamos bajo tierra y veamos la luz, yo crearé mi pequeña empresa para llegar a la superficie, y así haré que todos los gusanos puedan ver la luz.

Así pues, Ter se puso manos a la obra y con decisión se puso a trabajar mientras cantaba: -Soy un gusano feliz! Soy un gusano feliz!

El resto de gusanos cuando pasaban a su lado le preguntaban: -Ter, ¿por qué estás tan feliz? ¿Acaso no sabes que estamos en crisis y que este año tampoco veremos la luz?

Y Ter contestaba: -Yo dirijo mi propio destino, y estoy convencido de que voy a ver la luz con mi empresa.

Ter siguió trabajando sin importarle los cotilleos del resto de gusanos. Y finalmente, después de mucho esfuerzo, consiguió llegar a la superficie. Allí recogió una flor para demostrar que había llegado, y volvió de nuevo a su comunidad de gusanos.

Cuando llegó abajo con la flor, ofreció al resto de gusanos la posibilidad de hacer cumplir sus sueños y ver la luz, pero puso una condición: -A partir de ahora yo seré vuestro rey.


Incluso el actual rey aceptó la condición y añadió: -Ter nos ha hecho nuestro sueño realidad, y ninguno de nosotros lo hubiéramos conseguido sin él, ya que Ter es optimista sobre el futuro. Yo me equivoqué, fui pesimista y no hice nada por llegar a ver la luz.

Y así fue como Ter, el gusano feliz, llegó a ser rey de la comunidad y fue llevando en expediciones a todos los gusanos para que vieran la luz.

Ya se sabe, en época de crisis intenta salir adelante. Suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics