lunes, 3 de diciembre de 2012

Besos Bajo el Muérdago




El pasado año ya hablamos del muérdago como decoración. Hoy ahondaremos un poco más, para saber de donde viene esta creencia de dar un beso bajo el muérdago.

El origen de los poderes románticos de esta planta tenemos que buscarla en la tradición escandinava.


Se dice que cuando  Balder, dios de la primavera en las tradiciones nórdicas, era apenas un niño, su madre, Frigga, diosa del amor y la belleza, tuvo un sueño en el que se le alertaba sobre la muerte de su hijo. Además, a la mujer se le advertía que cuando esto ocurriera, todo ser viviente sobre la tierra perecería con él, desatándose el caos y la desgracia y sumiendo a la tierra en  un invierno perpetuo.

En un intento por cambiar el destino de su hijo, Frigga habló con los cuatro elementos y todo ser viviente, haciéndoles prometer que nada ni nadie harían daño a Balder. Sin embrago, en su lucha contra el destino, Frigga  no pidió ayuda al muérdago, por considerarlo un ser insignificante e inofensivo. Ese fue el gran error de la diosa, ya que a raíz de eso, el malvado dios Loki, vio en esta planta una oportunidad para quitarle la vida a Balder. Así, elaboró una lanza con punta de muérdago para atacarlo.

Con la muerte de Balder, se cumplió la profecía, y al instante, el cielo palideció y las plantas comenzaron a morir, a la par que el planeta se envolvió por primera vez en la crudeza del invierno. Frigga lloró desconsoladamente, hasta que finalmente conmovió a los dioses, quienes le devolvieron la vida a su hijo, asegurándose de castigar a la pequeña planta que había causado tanta desdicha.


Sin embargo, una vez vuelto a la vida, como muestra de amor y agradecimiento a su madre, Balder  decidió liberar del maleficio a la planta y ordenó que a partir de ese momento, cada vez que una pareja pasase bajo una rama de muérdago, se besase para perpetuar el amor en la tierra.

Finalmente, los cristianos incorporaron  este símbolo pagano a su tradición como elemento que representaba el  amor y la vida eterna. De ahí que  esta tradición haya llegado hasta nuestros días como parte fundamental de las tradiciones de Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics