lunes, 12 de mayo de 2014

Conservar las Verduras




A continuación veremos algunos trucos para conservar en casa las  verduras en perfectas condiciones.

Normalmente creemos que si guardamos nuestras verduras en la nevera tardarán más en pudrirse y conservarán sus propiedades mejor, pero esto no siempre es así.
Alimentos como la patata, el tomate, la cebolla o el boniato, es mejor guardarlos en lugares secos pero bien ventilados. En el caso de los ajos podemos meterlos en la nevera unas horas antes de consumirlos y se pelaran con más facilidad.


El frigorífico es una buena opción para los vegetales de hoja como las acelgas, las espinacas o las lechugas. Lo mejor es introducirlas en una bolsa de plástico haciéndole algunos agujeros, para mantener una ventilación adecuada y que no se pudran.

Si hemos comprado demasiadas verduras o simplemente no vamos a consumirlas en los próximos días, lo recomendable será recurrir a su congelación. Puede congelarse todo tipo de verduras, tanto cocinadas como crudas, lo único que debemos hacer es lavarlas y secarlas bien e introducirlas en una bolsa de plástico con buena ventilación.


Para que se conserven con el mismo aspecto y no pierdan color ni propiedades, lo mejor será blanquearlas. Este proceso consiste en hervir unos minutos las verduras, sin llegar a cocinarlas del todo, antes de proceder a su congelación, y así conseguiremos que el frío no afecte a su color ni a sus propiedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Real Time Web Analytics